Toba Maskoy

Nombre: Toba Maskoy

Familia Lingüística: Lengua Maskoy

Lugar: Chaco de la República del Paraguay

Número de habitantes: 756 (según censo 2002)

Descripción del contexto geográfico: El Chaco Paraguayo es una zona en la que las temperaturas pueden ser muy extremas, llegando a alcanzar los 50º en sectores del norte del Chaco, y en invierno, en la zona más cercana a Asunción, los menos 0º.

Esta zona conocida también como el “infierno verde”, es habitada en su gran mayoría por indígenas, de 39.000 a 45.000 pertenecientes a cinco grandes familias lingüísticas (Maskoy, Mataco, Zamuco, Guaicurú y Guaraní), de los cuales 7.000 viven en zonas urbanas. También conviven con ellos, colonos mennonitas, llegando a alcanzar unas 25.000 personas.
La zona del Chaco en términos generales no cuenta con agua dulce, por lo que las escasas lluvias de verano, componen el abastecimiento para el resto del año. Los indígenas que habitan estas zonas han debido realizar mecanismos que permitan su subsistencia en tan inhóspitas condiciones.

Situación de la Biblia en esta etnia: Este grupo indígena no cuenta con la Biblia traducida a su lengua materna, sólo algunas pequeñas porciones que no corresponden al Nuevo Testamento completo. Tienen una importante necesidad de traducción bíblica, producto de que el arraigo lingüístico de su lengua materna, es muy alto. Los niños no saben hablar el español sino hasta que entran a la escuela, las cuales están administradas por las colonias mennonitas en las comunidades indígenas Toba Maskoy. Las personas adultas, si bien deben por necesidad aprender el español para relacionarse con los mennonitas o para buscar trabajo fuera de sus comunidades, no dejan de utilizar su lengua materna cuando se hayan con quienes forman parte de su misma etnia.

Es por ello, que agradecemos a Dios, que ya exista un matrimonio dispuesto a comenzar un trabajo de traducción bíblica para los Toba Maskoy, y así posibilitar que este grupo indígenas cuente con la oportunidad de descubrir a Dios por medio de las escrituras en su propia lengua.

Pueblo Huilliche

El pueblo Huilliche, corresponde a la macro familia de los Mapuche. El nombre Huilliche se describe por las voces en la que está compuesto: huilli= sur; che= persona; es decir, persona del sur.

Geográficamente, en la actualidad, este pueblo se encuentra desde las actuales regiones de los Ríos hasta la Isla de Chiloé, al sur de Chile. Esta es una zona de temperaturas bajas y con constante humedad. Existe también parte de la población Huilliche que reside en zonas fronterizas de Argentina.

Luego de la dominación del Estado chileno en el territorio de la Isla Grande de Chiloé, y la llegada de colonos que implicó un cambio cultural profundo, la población indígena allí residente empezó a autodenominarse como “chilota”, dejando a un lado su acervo indígena huilliche. Esto se explica por la constante discriminación que este pueblo sufrió, lo que le impedía optar a servicios incluso de tipo alimenticio por no manejar las costumbres de los nuevos habitantes del territorio (como la compra-venta, etc). Otra consecuencia fue la pérdida del uso de su lengua, el Chezugun, que es una variante del Mapuzugun, que corresponde a la gran familia de Mapuche-zugun (mapa: tierra; che:persona; zugun:el habla, la expresión). Hoy en día son contados los habitantes de estas tierras que manejan la lengua y el Kimün (conocimiento) del pueblo Huilliche.

Situación de la Biblia: Este Pueblo tiene una característica un tanto particular. Pues, si bien existe el Nuevo Testamente traducido al Mapuzugun, para un Huilliche es difícil comprenderlo, debido a que: 1.- la mayoría de la población huilliche no habla Chezugun, por tanto, no han sido alfabetizados en su lengua, siendo el castellano, para la gran mayoría, lengua materna. 2.- El Chezugun, al ser variante del Mapuzugun no siempre concuerda, siendo una variación dialectal dentro del territorio ; aun cuando, para quienes sí están alfabetizados en chezugun y mapuzugun, sí les resulta factible la comprensión de textos en lengua indígena. Por tanto, nos enfrentamos en este caso a una encrucijada. Pues, ¿qué sentido tendría hacer una traducción bíblica si quienes la usarían no manejan la lengua? Pero, por otro lado, existe un campo fértil para realizar un proceso de alfabetización que sí les permitiría la comprensión del Nuevo Testamento en Mapuzugun que ya está traducido y que será prontamente revisado, lo que, a su vez, apoyaría una revitalización identitaria, una especie de contra partida a todo el tiempo de humillación al que ha estado sometido este pueblo. Esto último tendría un sello importante, pues, se reconocería que quien creó la variedad dialectal y cultural fue Dios y es este Dios quien se les acerca, con amor eterno, a hablarles acerca de su Hijo Jesús, que es el único Salvador y camino al Padre, el que además, también es hablante de Chezugun.

Oremos para que Dios nos guíe en torno a qué pasos dar para bendecir a este amado pueblo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>